¿Por qué?


El agua es esencial para que el niño tenga un desarrollo integral que le permita experimentar vivencias que no va a encontrar en el medio terrestre. De hecho, la natación es considerada como uno de los mejores métodos de estimulación temprana.

Volver