Recomendaciones para el baño

Llegó la estación de verano y con ella el calor, e imaginamos que tras este curso asistiendo a La piscina de Neokids tendréis muchas ganas de ir a la piscina y disfrutar del agua refrescante en compañía de la familia. El cómo preparemos a nuestros bebés y cómo concienciemos a nuestros hijos tiene especial relación con el disfrute de los niños en esta actividad. Por ello, a continuación os presentaremos varias recomendaciones para el baño en la piscina, de manera que, lograremos que el baño sea una experiencia gratificante y de igual forma, evitaremos sustos o riegos que pueden poner en peligro la salud de los niños.

Bebés

  • IMG_5718

Un aspecto que presenta especial relevancia previamente al baño es asegurarse de que el bebé tenga cubiertas todas sus necesidades, para ello, conviene asegurarnos de que el niño haya comido y haya dormido, de esta manera el bebé estará descansado.

Asimismo, es conveniente no ir a la piscina en las horas centrales del día, no obstante si le da el sol, debemos ponerle protección solar puesto que, la piel de los bebés es especialmente delicada. Del mismo modo, cuando estemos fuera del agua buscaremos la sombra de sombrillas, árboles, etc.

Es recomendable, mojar al bebé previamente al baño en la piscina y una vez realizado esto, meter al bebé poco a poco en el agua hasta que tenga todo el cuerpo dentro de la piscina.

Por otro lado, los materiales como los churros o los manguitos, son herramientas de flotación que le dan autonomía al niño y le ayuda a desenvolverse de una forma más adecuada en el medio acuático. Sin embargo, cabe destacar que son elementos de seguridad adicional, así pues no exime del acompañamiento de un adulto.

Por último, haremos un recorrido de las actividades que podemos realizar con nuestros bebés. En primer lugar, es recomendable llevar a cabo acciones de familiarización con el medio, para que el bebé se sienta a gusto en el agua y con nosotros. Una vez realizado este paso, es recomendable llevar a cabo ejercicios dónde el bebé realice movimientos de las piernas y los brazos, todo ello a través de movimientos suaves y deslizantes en el agua. Al mismo tiempo, podemos ayudarnos de un material como el churro colocado en la parte inferior de los brazos o los manguitos colocados en la parte superior de los brazos, con estos materiales, podemos hacer movimientos oscilantes con el bebé. Por último, y siempre y cuando el bebé se encuentre a gusto en el medio, podemos realizar inmersiones. Para ello, cogeremos al bebé de las axilas y colocándolo en posición horizontal y boca abajo haremos un corto recorrido dentro del agua.

No podemos finalizar estas recomendaciones, sin antes nombrar la importancia del aspecto lúdico que deben tener todas las actividades realizadas con los niños en el medio, así, lograremos obtener una bonita experiencia con ellos.

 Infantiles

  • IMG_4755

Los niños Infantiles, a partir de 24 meses, presentan mayor edad, sin embargo, deben estar acompañados de los adultos. Este acompañamiento adquiere especial relevancia en determinados actos peligrosos, como son:

  • Correr por el borde de la piscina debido al riego de resbalones.
  • Tirar, empujar a otros niños al agua, puesto que, podrían golpearse con el borde de la piscina.
  • Ahogadillas dentro del agua.

Del mismo modo, debemos respetar la digestión, no es recomendable meterse en la piscina inmediatamente después de comer. Además es aconsejable, ducharse previamente al baño y meterse en la piscina poco a poco.

Otro punto muy relevante a tener en cuenta, es no ir a la piscina en las horas centrales del día, no obstante si da el sol, debemos ponernos protección solar. Del mismo modo, cuando estemos fuera del agua buscaremos la sombra de sombrillas, árboles, etc.

Por otro lado, los materiales como los churros y las tablas, son herramientas de flotación que le dan autonomía al niño y le ayuda a desenvolverse de una forma más adecuada en el medio acuático. No obstante, cabe destacar que son elementos de seguridad adicional, así pues no exime del acompañamiento de un adulto.

Por último, haremos un recorrido de las actividades que podemos realizar con los niños. En primer lugar, pueden ayudarse de un material como el churro colocado en el pecho o en la espalda en la parte inferior de los brazos, de manera que pueden mover los brazos y las piernas. También, podemos utilizar una tabla que los niños cogen con las manos de tal manera que pueden mover las piernas y los pies.

Del mismo modo, pueden realizar actividades sin material de manera que trabajen la flotación y la respiración en el medio acuático. Para los más mayores, podemos realizar ejercicios para el aprendizaje de los diferentes estilos: mariposa, espalda, braza y crol.

No podemos finalizar estas recomendaciones, sin antes nombrar la importancia del aspecto lúdico que deben tener todas las actividades realizadas con los niños en el medio, así, lograremos que aprendan a desenvolverse en el medio y disfruten con ello.

Dirección Deportiva Neokids